Cirugía de la Mama

Podemos resumirlas en tres: Aumento, Disminución y elevación.

Con estas cirugías conseguimos las proporciones ideales para nuestro pecho y además podemos reafirmarlo, aplicando la técnica más adecuada a su fisonomía.

La prótesis, generalmente de gel de silicona o suero salino se coloca detrás de la glándula ya existente y detrás del músculo pectoral para conseguir un efecto más natural. La cicatriz subareolar, submamaria o axilar se elige dependiendo de los casos.

La Mamoplastia de reducción se realiza en aquellos casos en que el pecho es excesivamente grande o está demasiado caído, por lo que es necesario una remodelación del mismo. Las incisiones se realizan submamarias, verticales, o periareolares. Y en ocasiones hay que combinar más de una incisión, para conseguir una forma más estética y natural.

Ambas cirugías se realizan con anestesia general, aunque en ocasiones puede ser con anestesia local y sedación.

Al igual que en cualquier cirugía, el DLM ( Drenaje Linfático Manual) es imprescindible después de cualquier cirugía.

¿Te interesa este tratamiento?

PIDE CITA O LLÁMANOS

Además te puede interesar...

Programas
Personalizados
y a la Carta

Cirugía
Facial

PIDE CITA AHORA

Cargando

Llámanos

91 550 06 62

O déjanos tus datos si tienes cualquier duda o quieres más información

Cargando

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación. Si sigues navegando, consideramos que que podemos utilizar este tipo de cookies en tu dispositivo. Puedes eencontrar más detalles en Política de Uso de cookies.